Cuando tienes la opción de hacerte tu propia casa eliges el tipo de materiales que quieres poner para la fachada; puedes decidirte por algo más clásico como un ladrillo visto o un poco más atrevido saliendo de lo común, como poniendo toques de color que no se suelen ver, entre otras cosas. 

Sin embargo, si la casa es comprada no te queda más remedio que aceptar el diseño de fachada tal y como está. Eso sí, esto no quiere decir que no puedas cambiarla cuando quieras; ya sea porque ha sufrido un deterioro y consecuentemente los materiales se han visto afectados o simplemente porque no te gusta. 

Si te encuentras en alguna de estas situaciones no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nos encargaremos de ponerle remediode forma rápida y con la profesionalidad que nos caracteriza. 

Confía en Seredacom. 

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted